Baner top
Baner top

CARLOS MARTÍNEZ A BACHILLERES Y LA SUPLENCIA QUE ALGUNOS RECHAZARON

CARLOS MARTÍNEZ A BACHILLERES Y LA SUPLENCIA QUE ALGUNOS RECHAZARON

No cabe duda. En un año preelectoral, sin duda, el nombramiento de Carlos Martínez como director general de Bachilleratos a nivel estatal, da mucho de qué hablar.

Tirios y troyanos, se han desgarrado las vestiduras, atacando o felicitando.

Y los grupos políticos adversos, sin duda, comienzan a sufrir las de Caín.

Y es que una vez que es un secreto a voces que su hermano, Isaac, pretende la candidatura del PAN  a la alcaldía de Huauchinango,  sin duda este nombramiento viene a apuntalar dicho proyecto.

Isaac, quien se ha desempeñado en Petróleos Mexicanos, ha tenido hasta ahora un perfil bajo.

No obstante, su nombre ha comenzado a sonar de manera cada vez más insistente como uno de los probables tiradores a ocupar la candidatura.

Es bien sabida la buena relación de la familia con el actual gobernador, Tony Gali, quien por cierto celebró su cumpleaños en casa de Carlos Martínez cuando estuvo en Huauchinango. Un año antes lo había hecho en el Recinto Ferial, igual de la mano de los Martínez Amador y durante su visita al municipio, durante la campaña, también se tuvo un convivio en la casa de Carlos, allá por el rumbo del CBTIS.

Mucho se especuló acerca de si Carlos podría ocupar una Secretaría. La de Educación, se dijo. También, que se quedaría en el Congreso, para seguir operando a favor del ejecutivo. O que sería el dirigente del PRD estatal. Cabe destacar que este último hecho, seguirá, aún con su cargo actual. Se habla también de una diputación federal por la vía plurinominal.

¿Y la presidencia municipal?

Sin duda, es un proyecto que está más que vigente en la mesa de negociaciones, ahora más que nunca, después de que no parece haber hasta ahora un rival de peso.

Pero el año apenas comienza. Y también los acomodos.

***

Del anecdotario.

Corría el año de 2013. Y las negociaciones se acomodaban para las candidaturas. Carlos Martínez tenía amarrada la candidatura a la diputación local, mientras que la alcaldía era para Gabriel Alvarado.

Pero le hacía falta un suplente.

Se pensó –of course- en alguien representativo.

El problema es que no había. O más  bien, no había manera de amarrarlo.

Entonces Carlos se lo propuso a Ricardo Heras. No quiso. Dicen que le rogó, pero no quiso.

José Guzmán Islas, por aquel entonces irredento priísta, si quiso en cambio. Abandonó las filas del tricolor y se convirtió en flamante suplente del candidato a diputado local.

Y si reza el dicho aquel que “Suplente ni de Dios”, a Pepe le valió madres.

Hoy –¡Quien lo dijera!- está convertido en todo un señor diputado.

¡Que venga la dieta, faltaba más!

Que un año y 8 meses, a cualquiera le caen bien.

Acerca del autor

Noticias relacionadas