Baner top
Baner top

INICIAN CAMPAÑAS, SE REANUDAN LOS APAGONES Y NACE UNA BODA GAY

INICIAN CAMPAÑAS, SE REANUDAN LOS APAGONES Y NACE UNA BODA GAY

Terminaron las vacaciones.

Y comenzaron las campañas.

Uf. Que hueva.

Pasar del sol playero a las promesas de campaña, hace necesario tener un estomago muy fuerte.

Porque… no se usted, pero ver encaramado a Gali en una moto junto con la lepera hidalguense Xóchitl Gálvez, no es cosa fácil.

O a Blanquita, convertida en una Madre Teresa de Calcuta, conmovida por lo mal que encuentra la entidad, como si alguna vez hubiera estado mejor, te obliga a parecer masoquista.

Nada que ver con “la distancia que duerme sobre la brisa reciente”, diría el poeta.

Nada que ver.

¡Por Dios!

***

Pero bien sugeriría Luis Cernuda, febril poeta sevillano, hay un gran abismo entre La Realidad y El Deseo.

Me mandan unas fotografías, pretendiendo que se publiquen, donde dan cuenta de una boda gay en la región.

¡Qué, que!

Sí, me dice mi interlocutor, ocurrió. Sí, ocurrió. Sí, en serio. Sí, te lo prometo, balbucea como metido en un trance.

Todavía no alcanzo a persignarme cuando me da santo y seña. Investigo. Me lo confirman.

¡Ay, padre santo! Diría mi abuelita (si viviera)

Y pensar que Carlos Martínez andaba promoviendo esa iniciativa que escandalizó a más de una buena conciencia de la zona y ahora ya es toda una realidad, aunque la boda de marras haya sido solamente un acto social, más que un acto protocolario.

Dicen que dijeron los contrayentes –no se sabe por qué- al momento de sellar su amor: “Que importa lo fugaz de los amores, si también mueren jóvenes las rosas”.

¡Ay guey!

Dicen que se dijeron más cosas, pero la fuerte estridencia de una música convirtió las voces en murmullos.

Luego partieron el pastel. Rompieron el turrón. Y comenzó el baile, que protagonizaron –otra vez dijera el poeta- con la gracia inocente de esbeltos animales.

Ya lo demás fue puro desmadre.

***

¡AY, LOS DE LA LUZ!

Si usted no se ha dado cuenta de que los apagones de luz han vuelto a Huauchinango casi todos los días, tal vez viva en Xicotepec.

Pero si vive en Huauchinango, se estará preguntando porque si Gabriel Alvarado dijo que ya se habían acabado los apagones, luego de negociar un monto económico, ahora resulta que no.

De buena fuente sabemos que se rompieron los acuerdos de parte de la CFE, pues aunque el Ayuntamiento pagaba con puntualidad, de pronto y sin aviso, volvieron a bajar el switch.

¿Se tratará de un tema electoral?, dicen algunos suspicaces.

La idea suena absurda, pero si se toma en cuenta que él único que queda mal en todo este periplo no es otro que el alcalde Gabriel Alvarado y la CFE está en manos del gobierno federal, pudiera ser.

Mientras eso se dilucida, no queda otra que volver a sacar las lámparas y comprar más velas.

Después de todo, si es problema electoral, acuérdese que las campañas duran dos meses.

 

 

 

Acerca del autor

Periodista desde 1996. Ha trabajado en diverso medios de comunicación, estatales y regionales. Actualmente es fundador y director de La Pasarela Noticias, en su versión digital e impresa

Noticias relacionadas