LO CUADRADO DEL CIRCULO… DE PODER

Recientemente un informativo local hizo una puntual recapitulación de los daños irreversibles que provoca a la salud y al medio ambiente la explotación indiscriminada de feldespato de sodio en la región, además del uso irracional de agua potable que provoca escasez en las comunidades vecinas y desabasto en la ciudad de Zacatlán.

Sorprende que ante el conocimiento de esta información, nuestras autoridades, legisladores y directivos de instituciones de educación superior hagan caso omiso y propongan proyectos que solamente arañan la superficie de la verdadera problemática.

Como si se tratara de la administración de una escuelita el objetivo principal es que los ciudadanos se porten bien, evitando tirar basura, barriendo sus calles y respetando a la autoridad.

La administración de un municipio es una materia compleja que requiere de determinados elementos para una buena gobernanza, entre ellos: planeación estratégica, sensibilidad social, funcionarios capacitados y una comunicación asertiva.

En Zacatlán la presión social buscará una salida y la estructura social se romperá por el eslabón más débil, tal y como lo demostró la reunión de los comerciantes establecidos con empleados de esta administración municipal.

Trascendidos…

Malas noticias para los delegados estatales de esta zona, con el cambio de gobierno estatal la mayoría de ellos serán despedidos y tendrán que olvidarse de sus ínfulas de poder.

Cuando menos dos políticos zacatecos ocuparán alguna subsecretaria en el nuevo gobierno de Luis Miguel Barbosa, seguramente será en las de Bienestar y de Desarrollo Rural.

Se suman dos nombres a la lista de probables candidatos a la próxima alcaldía zacateca: el diputado local, Raúl Espinosa, y el empresario constructor, Arturo Márquez.

Enviamos un abrazo solidario a nuestros amigos Rodolfo Jimeno y José Guadalupe González, esperando su pronta recuperación.

Cuando llegó como pasante de leyes a Zacatlán fue respaldado por un amigo al que mordió la mano cuando se presentó la oportunidad y, desde entonces, la traición y la ambición son la marca de la casa. Ahora sueña con perpetuarse en los círculos de poder y, como siempre, espera que otros y otras hagan el trabajo por él.

Pronto, muy pronto, ésta columna saldrá al aire en formato digital.